EXPLORARMI BIBLIOTECAREVISTAS
CATEGORÍAS
    DESTACADOS
    EXPLORARMI BIBLIOTECA
    LA MÁS COMPLETA
    La nueva camioneta familiar de tamaño completo de Mercedes-Benz presume la mayor carga tecnológica que un SUV premium pueda ofrecer.

    Quizá porque existe la oportunidad o porque son tiempos muy competitivos, Mercedes Benz nos deja conocer en los alrededores de Salt Lake City, Utah, una de las camionetas familiares más grandes y completas del mercado mundial. La nueva GLS no solo presume plataforma nueva sino que exhibe tantos extras que parece increíble que conserve tantas posibilidades rodantes.

    Para empezar, esta nueva camioneta crece a lo largo y ancho con respecto a la GL (77 y 22 mm, respectivamente) pero el verdadero aumento ocurre en la distancia entre ejes (60 mm extras), lo que se traduce en una considerable ganancia del espacio interior. Gracias a este incremento, la GLS puede incluir una importante carga tecnológica orientada hacia el confort y la movilidad. Prueba de ello son las motorizaciones eléctricas de todas las plazas; casi nada recurre a un mando manual o parecido, todo es por botón. Del lado de interconexión, el ecosistema MBUX facilita la gestión mediante comandos verbales de una manera muy intuitiva, con una respuesta más que satisfactoria. Un gran avance en sistemas de infotenimiento.

    Las formas externas revelan un diseño fresco pero no muy radical. Se mantiene fiel a las premisas ya anticipadas en la casa por sus hermanas menores, con ese frontal robusto casi plano, con una parrilla que remite al superauto GT. El resto de las líneas dominantes sigue este tenor, aunque con un refinamiento sensible que ayuda a reducir discretamente el arrastre aerodinámico. La casa de la estrella presume ahora un Cx de 0.32 contra el anterior Cx de 0.35. Puede parecer poco pero a la larga afecta sensiblemente el rendimiento de combustible de manera acumulativa.

    En cuanto al interior, esta GLS de gran tamaño –full size en la jerga norteamericana–, presume un habitáculo muy sobrio y pleno de modernidad. Basta mirar el tablero escalonado cuya corona visual son las dos pantallas planas orientadas hacia el conductor. Con una medida diagonal de 12.3 pulgadas, cada una ilustra de manera efectiva y pronta sobre las vicisitudes del viaje, del coche, del navegador, del infotenimiento, etc., al pulso de sendos mandos táctiles ubicados en los brazos del volante o en la misma. Así, el conductor no se distraerá tan fácilmente y todavía puede gestionar varios ítems en ambas pantallas.

    Piernas largas

    Magia. Las pantallas táctiles nos permiten ajustar y saber casi todo lo que pasa, incluso si practicamos 4x4 de buen nivel. Excelente.

    Como un imperativo evolutivo, la Mercedes monta de serie suspensión neumática, que no solo suaviza la marcha en pavimentos de mala calidad, sino que sirve como auxilio y extensión de otras funciones orientadas hacia el confort y la movilidad, como la cámara estereoscópica que lee el camino por delante e indica el ajuste instantáneo de la suspensión para lograr el mejor trayecto posible al reducir sensiblemente balanceos y cabeceos. La casa le llama E-ABC (el ABC es el Active Body Control, o control activo de la carrocería) y no solo trabaja en vías asfaltadas; también lo hace en senderos de carácter todoterreno o brechas casi inexistentes en los mapas.

    Además, todos los sistemas de auxilio y prevención se conjuntan para lograr una de las camionetas más seguras del mercado mundial gracias a la incorporación de todas las asistencias tanto pasivas como activas; de hecho, sus creadores la llaman la Clase S de los SUVs.

    En cuanto al tren motor, la GLS se suma a la ola de electrificación que arrasa entre los grandes autoconstructores. Su motorización estrella es un V8 de 4 l con 489 HP y 700 Nm (516 lb-pie), que es asistido por un motor eléctrico de 22 HP y par de 250 Nm (184 lbpie). Ubicado entre el motor y la transmisión automática de nueve relaciones, este galvánico también funge como generador de energía, la cual es almacenada en una compacta batería de ion-litio. Por cierto, para lograr estos avances energéticos la GLS monta la red eléctrica de 48V que solventa y agiliza mucho la electrificación de los futuros automóviles. Sin duda, una fuerte apuesta al futuro.

    Dinamismo

    Con una masa que ronda las tres toneladas, uno puede creer que la agilidad sería un tema soslayado en esta Mercedes. Craso error. Tuvimos la oportunidad de manejarla en las montañas y los cerros que rodean la singular ciudad de Salt Lake City. Y pese a las inercias inherentes a su tamaño y peso, la GLS observó una muy buena actitud tanto en curvas como en cambios de carril; en este punto, el modo Curve resuelve mucho del balanceo y logra un rodaje muy plano, como si fuese una motocicleta al tomar la curva. Notable.

    Es el resultado tan prolijo de toda la electrónica que vigila nuestro andar pero también producto de una puesta a punto muy desarrollada, y tecnológicamente pulida como sabe hacerlo la casa de la estrella.

    Incluso hubo oportunidad de valorar sus cualidades todoterreno en uno de los parques nacionales aledaños a la ciudad capital de Utah. Y en verdad, nos sorprendieron tanto las posibilidades 4x4 de la GLS como sus extras tales como los modos de off-road, la lectura del camino por la cámara estereoscópica o el mecanismo de rebote que ayuda a salir en caso de quedarse atrapado en arena o tierra muy suelta. Uno de los aportes de Mercedes es la incorporación de un diferencial central basado en embrague multidisco y asistencia electrónica; puede repartir desde 0 hasta el 100% del torque de manera más eficiente. Además, existe un programa que califica nuestra conducción todoterreno y nos da puntos para lograr un manejo más efectivo. Motivador.

    Aunque se estima que su arribo a vitrinas nacionales ocurra para mediados de 2020, la nueva GLS seguramente lo hará con todo el bombo que la marca procura con sus productos estelares. Y sí, el precio tampoco será para mortales. En su mercado prioritario –Estados Unidos–, rondará los 100 mil dólares, unos dos millones de pesos mexicanos. Habrá que esperar el estimado para nuestro mercado.