EXPLORARMI BIBLIOTECAREVISTAS
CATEGORÍAS
    DESTACADOS
    EXPLORARMI BIBLIOTECA
    UNA COCINA EN EL SALÓN
    Blanca, abierta y con algunos toques de color. Además de cómoda esta cocina es muy decorativa

    COCINA BLANCA Y PASTEL Cocina diseñada por kökdeco y fabricada por Ébano. Taburetes de Ondarreta. Tablas de madera de Kado. Bandeja, de Muji.

    Una súper isla

    La isla tiene un alerón de 40 cm que sirve de barra. Pueden sentarse en unos taburetes de 64 cm de alto y comer cómodamente.

    A simple vista, no vemos ni la campana, ni la placa, ni los electrodomésticos... En realidad, aquí hay de todo, pero pasa inadvertido, y esa es la mejor receta para que esta cocina se integre bien con el salón.

    Los electrodomésticos son blancos como los muebles o están panela-dos. La campana en el techo casi no se ve y la placa se disimula del todo en la isla: "Aquí no se hacían blancas y tuvimos que traerla de Francia", recuerda Héctor Aguirre, de kökdeco, autor de esta cocina. Los cajones están ocultos tras puertas y ahora sí que no tenemos dudas: "Esta es una cocina que se mimetiza genial", concluye.

    CON COLOR Taburetes de Ondarreta. Olla azul de Nicolas Vahé.

    Más cajones Los cajones de la despensa son altos y de extracción total, más prácticos y ergonómicos que los estantes profundos.

    Despensa secreta El lateral de la librería estrecha oculta la despensa. Mide 60 cm de ancho: 20 para los estantes y 40 cm para almacenar.

    Más cómodos Una pestaña engancha el cajón cubertero al frontal para que salga siempre. Con un click se suelta.

    LA ESTANTERÍA ES UNA PIEZA CLAVE

    EN LA ESTANTERÍA Cuencos granates, de Kado. Vajilla cerámica de House Doctor. Lámpara Cesta en Doméstico Shop.

    La propietaria de la casa se enamoró de su modelo cuando vio una igual en el estudio kökdeco. "Es el mueble que consigue integrar la cocina en el salón", dice Héctor Aguirre, quien la diseñó. Lo complicado fue hacer que quedara bien junto a un módulo con horno y microondas. Lo consiguieron lacando la estantería como el resto de muebles y eligiendo electrodomésticos blancos. Los estantes son irregulares y decorativos. "Incluso, engrandece el espacio. El secreto para que se vea ordenada es elegir un color que domine", apunta Héctor. Otra pieza especial es la encimera que simula mármol y que da elegancia a la hornacina. Es de Neolith, un porcelánico muy resistente. En la isla, el material es distinto: un compuesto tipo Corian más delicado, pero muy higiénico, ya que se moldea para crear incluso el fregadero, sin juntas. Blanco y muy discreto.