Grandes Espacios No 276

Grandes Espacios es una revista especializada en actividades que se practican en la naturaleza, especialmente el excursionismo y el montañismo de baja dificultad. Fiel a su consigna de que un paisaje sólo se reconoce caminando, mes a mes Grandes Espacios descubre un nuevo territorio ofreciendo toda la información necesaria para que el lector lo descubra a fondo y sin prisas.

País:
Spain
Idioma:
Spanish
Editor:
Ediciones Desnivel S.L.
Periodicitat:
Monthly
1,67 €(IVA inc.)
14,10 €(IVA inc.)
12 Números

en aquest número

3 min.
otoño en el valle del jerte paleta de colores

EL VALLE DEL JERTE es famoso dentro y fuera de nuestras fronteras por el espectáculo que brindan al florecer el millón y medio largo de cerezos que crecen en sus laderas aterrazadas, fruto del trabajo de muchos años y varias generaciones de agricultores. Los mismos cerezos que en primavera extienden sobre el Valle del Jerte una inmensa sábana blanca son los que, a finales de octubre, lo cubren de amarillo primero, después de ocre, más tarde de rojo y finalmente de marrón; una maravillosa sinfonía de colores en la que también participan los miles de robles y castaños que crecen en el valle y los alisos, fresnos y álamos que acompañan al Jerte y sus afluentes. En el momento álgido de la otoñada, el valle, visto desde el puerto de…

graespes2110_article_004_01_01
1 min.
un valle, cuatro estaciones

El rostro del Valle del Jerte cambia con el transcurso de las estaciones. Un mismo lugar ofrece al viajero una imagen distinta según el momento del año. El Jerte es un destino natural abierto todo el año. En primavera, la frescura de las diferentes tonalidades de verdes, con el blanco puro de la flor de los cerezos anuncian el nacimiento de la vida. En verano, destaca el rojo de las cerezas y el sonido de las aguas cristalinas del río, gargantas y cascadas invitan a adentrarte en él y descubrirlo. En invierno, el paisaje se desnuda mientras sus cerezos duermen, dejando ver los bancales de piedra seca y las altas cumbres cubiertas por la nieve. En otoño, un manto de colores ocres cubren las montañas, los rojizos de los cerezos se…

graespes2110_article_007_01_01
3 min.
excursiones doradas

EL VALLE cuenta con una gran variedad de rincones singulares, y una de las mejores formas de conocerlos y disfrutarlos es practicando el turismo activo: cicloturismo, escalada, parapente, descenso de barrancos, piragüismo… las posibilidades de ocio en plena naturaleza son múltiples y en el valle hay muchas empresas de aventura que pueden adaptar la actividad a los intereses particulares y guiar a lugares paradisíacos. Pero quizá la actividad que mejor parece adaptarse al ambiente sereno que transmite el otoño sea el senderismo. Los mil colores de los árboles, el musgo fresco en las rocas, los caminos cubiertos de hojas, el sonido del agua, el liquen en las cortezas de los árboles… todo invita a caminar sin prisa y muy atentos a lo que nos rodea. La comarca cuenta con 26…

graespes2110_article_008_01_01
1 min.
todo el jerte en una app

El Valle del Jerte ha preparado una aplicación que facilita descubrir todos los encantos de la comarca en cualquier época del año y que contiene una guía de referencia de alojamientos, restaurantes y actividades de turismo activo, con apartados específicos dedicados a las rutas de senderismo y BTT, información sobre los museos y Centros de Interpretación, y una práctica agenda de eventos. Se instala por medio de Apple Store o Google Play buscando “Turismo Valle del Jerte”. Toda la información en www.turismovalledeljerte.com…

graespes2110_article_009_01_01
4 min.
esencia vasca

DESDE muy antiguo entre los puertos vascos del Cantábrico y el interior de la península se estableció una estrecha relación comercial. Los arrieros vascos transportaban pescado en salazón hacia el interior y de vuelta cargaban sus mulas y carros con trigo, sal y vino riojano, muy apreciado por los vascos. Era un trabajo realmente duro el de aquellos arrieros que atravesaban en soledad los puertos que separan Vizcaya de la Llanada Alavesa y de Castilla con sus lentos carromatos tirados por bueyes, por caminos polvorientos o embarrados, bajo el sol o la nieve, durmiendo a la intemperie más de una noche… un trajín que, es probable, suavizaran echando mano a la bota bien llena de caldo riojano. Ahora, en pleno siglo XXI, cuando el pescado fresco llega a los mercados…

graespes2110_article_010_01_01
4 min.
gr etapa 38 a etapa

Oyón-Oión – Laguardia 17,5 km / +340 m / 4h 30 min La primera etapa atraviesa, en gran parte, los extensos viñedos que cubren el piedemonte de la Sierra de Cantabria, rumbo a la capital vinatera de Rioja Alavesa, Laguardia. La ciudad se levanta en un altozano por encima del Ebro y está rodeada por una muralla que mandó levantar el rey Sancho el Fuerte de Navarra. Laguardia – Albaina 22,7 km / +850 m / 7h La etapa más exigente de todo el camino, debido a que por medio está la sierra de Cantabria o de Toloño, un bello cordal que separa la Rioja Alavesa del resto de Álava y que destaca por un relieve escarpado y rocoso en su vertiente sur y por extensos hayedos y robledales en la vertiente norte. La recompensa…

graespes2110_article_013_01_01