Claves de la Razón Práctica Marzo - Abril 2018

La revista ofrece una visión imprescindible para conocer los caminos que recorre el pensamiento actual. En sus páginas se refleja la aportación de autores Javier Pradera y Fernando Savater, además de los pensadores fundamentales en el panorama cultural mundial.

País:
Spain
Idioma:
Spanish
Editor:
Factoría Prisa Noticias SL
Periodicidad:
Bimonthly
USD 5.84
USD 26.33
6 Números

en este número

3 min.
puntos de venta de claves de razón práctica

A CORUÑA A CORUÑA Librería Cascanueces Rúa Cordonería, 10 Libreria Paraisos de Papel Rúa Cordonería, 10 FERROL Librería Central Librera Rúa Real, 71 SANTIAGO DE COMPOSTELA Librería Follas Novas Rúa de Montero Ríos, 37 ÁLAVA VITORIA-GASTEIZ Librería Zuloa Irudia Correría Kalea, 21 ALBACETE ALBACETE Librería Herso Calle Dionisio Guardiola, 18 ALICANTE ALICANTE Librería 80 Mundos Avda del General Marvá, 14 Pynchon&co Calle Poeta Quintana, 37. ELCHE Librería Ali i Truc Passeig de les Eres de Santa Llucia, 5-7 SAN VICENTE DEL RASPEIG Libros 28 Calle VillaFranza, 16, bajo ALMERÍA Librería Universitaria de Almería C/ Reyes Católicos, 18 ASTURIAS GIJÓN Librería Paradiso Calle de la Merced, 28 Librería Central Calle San Bernardo, 31, OVIEDO Papelería San Antonio Calle San Antonio, 4 Librería La Palma Rúa, 6 BADAJOZ Librería Tusitala Calle Meléndez Valdés, 6 BARCELONA Librería Nollegiu Carrer Pons i Subirà, 3 La Ciutat Invisible Carrer Riego, 35-37 La Central Calle Elisabets, 6 BILBAO Librería Cámara Euskalduna Kalea, 6 BURGOS Librería del Espolón Paseo del Espolón, 30 Librería Música y Deportes Paseo del Espolón,16 Del Espolón Paseo Espolón, 30. CÁCERES Librería Pléyades Av. de España, 17 CASTELLÓN Librería Argot Carrer de Sant Vicent, 16 CÁDIZ JEREZ DE LA FRONTERA La Luna Nueva Calle Eguilaz, 1 CIUDAD REAL CIUDAD REAL Librería…

3 min.
robótica

Ser consciente y plenamente humano es explorar los límites de la humanidad, pero sin aceptarlos del todo. Sabemos que somos animales, aunque no nos resignamos a nuestro nicho zoológico; sabemos que no somos dioses, pero haber imaginado lo divino nos garantiza un seguro parentesco con ello. Desde el comienzo del tiempo recordable nos acompañan dos sueños que transgreden los límites que parecen impuestos por la necesidad: fabricar por medios artificiales seres semejantes a nosotros, es decir, no meras máquinas sino en alguna medida inteligentes, y transformar nuestros cuerpos y mentes para aumentar sus capacidades hasta que superemos a los humanos normales como hoy éstos destacan respecto a los animales. Los mitos de Pigmalión, el Golem, Frankenstein, los robots de Karel Capek y después de Isaac Asimov y tantos otros, Blade…

14 min.
metal pensante

Desde la misma invención de la palabra robot, en la obra de 1920 R.U.R., de Karel Capek, estos autómatas concebidos para liberar al ser humano de sus más penosas servidumbres han acabado por rebelarse contra su creador para sembrar el caos y la penalidad. El debate actual sobre los robots apenas se desvía de ese guión preparado por Capek hace un siglo, que en el fondo es el mismo que el imaginado por Mary Shelley hace dos para su Frankenstein, tal vez la novela pionera del género robótico. La principal novedad es que, a los temores clásicos sobre la criatura mecánica que se revuelve contra su amo y destruye a la humanidad se ha añadido el miedo, mucho más contemporáneo y acaso más realista, de que los autómatas nos quiten…

13 min.
los profetas ambiguos

En julio de 2006, el diario The New York Times publicaba un artículo de Cathy Young titulado “Transhumanismo: el anhelo de la biología trascendente”. Esta última expresión es todo un hallazgo terminológico. Puede decirse, en efecto, que las propuestas transhumanistas se enmarcan en el espacio que va desde una “biología trascendente” a una “robótica mística”. Pero mejor describirlas sin demasiados adjetivos; ya son lo suficientemente sorprendentes por sí mismas. Prometen la mejora del ser humano hasta alcanzar la inmortalidad, y, sin embargo, en dicha promesa está incluido también el final del propio ser humano, ya sea a través de su integración con las máquinas, ya sea por su transformación en una especie posthumana. No obstante, pese a su radicalidad, hay que tomárselas muy en serio, porque están funcionando como una…

1 min.
bibliografía

AGAR, N. Truly human enhancement. A philosophical defense of limits. Cambridge, MA: The MIT Press, 2013. BERSTEIN, B. The Great AI Paradox. MIT Technology Review. 15 de diciembre, 2017. Consultado el 20/12/2017. https://www.technologyreview.com/s/609318/the-great-ai-paradox/ BODEN, M.A. Inteligencia artificial. Madrid: Turner Ediciones, 2017. BOSTROM, N. Superintelligence. Paths, Dangers, Strategies. Oxford: Oxford University Press, 2014. CHALMERS, D.J. The Singularity. A philosophical analysis. Journal of Consciousness Studies, 17, nº 9-10, pp. 7-65, 2010. OCAMPO, A. et al. “In vivo amelioration of ageassociated hallmarks by partial reprogramming”. Cell, 167 (7), pp. 1719–1733, 2016. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2016.11.052 ORTEGA, A. La imparable marcha de los robots. Alianza, Madrid, 2016. REGALADO, A. Despite all our fancy AI, solving intelligence remains “the Greatest Problem in Science”. MIT Technology Review, 7 de diciembre, 2017. Consultado el 20/12/2017. https://www.technologyreview.com/s/609330/despite-all-of-ourfancy-ai-solving-intelligence-remains-the-greatestproblem-in-science/…

11 min.
un nuevo contrato social para la robotización

Robotización? ¿Automatización? ¿Digitalización? Hay mucha confusión en los términos, y unos se montan en otros. Los ingenieros industriales suelen limitar el término robot a máquinas físicas. Los informáticos, lo amplían a programas, lo que lleva a equiparar los conceptos. Los robots en su sentido duro son anteriores a lo que ahora se llama la Cuarta Revolución Industrial. Pero están eclosionando en los últimos tiempos. La digitalización lo impregna todo. Permite a las máquinas hacer tareas que antes desempeñaban gentes, y a programas y personas hacer cosas que antes no se podían hacer, lo que abre enormes posibilidades. No todo implica automatización. Ahora bien, ninguna actividad humana deja o va a dejar de verse afectada por estos procesos en un grado profundo, lo que implicará –está implicando ya– un cambio de…