JUNGLA DE ASFALTO
Un resort urbano australiano que presume un concepto de esencia brutalista con humor y encanto.

The Calile Hotel llama hogar al efervescente escenario urbano de James Street, en Brisbane, Australia. Un sitio que combina a la perfección el talento creativo local y marcas premium, para formarun entorno que celebra el clima subtropical y la esencia australiana.

El hotel marca la más reciente adición del reconocido estudio de diseño, Richards and Spence, a la James St. Durante la última década, la práctica del dúo de arquitectos se ha centrado en una serie de proyectos que han creado una nueva identidad a esta animada calle. Para los arquitectos, abrazar el clima y los alrededores tropicales se convirtió en la base para concebir el primer complejo urbano de Australia en James Street. “Para inspirarnos, buscamos otras ciudades de clima cálido con un enfoque de resort, como Miami, Palm Springs, Río de Janeiro y Ciudad de México”, expuso Adrian Spence, codirector de Richards and Spence.

“En nuestra opinión, no hay otro hotel australiano de ciudad concebido como un resort. Los hoteles en las metrópolis se lanzan a un mercado corporativo, enfocado en los negocios, en lugar de en la piscina y los alrededores. Calile Hotel cambiará eso”. Para lograrlo, idearon una terraza elevada que transporta inmediatamente al mood vacacional. Escondida de la calle, esta zona al aire libre ofrece una experiencia de descanso absoluto, con palmeras bailando y sombrillas a rayas que flanquean una amplia piscina, así como tumbonas, spa y restaurante.

Al igual que sus vecinos, el hotel es predominantemente de ladrillo blanco, piedra y concreto aparente, y el recorrido desde el lobby hasta la alberca es una experiencia continua outdoors.

Concebidos como calles elevadas, estos pasillos conectan las 175 habitaciones con balcones y grandes ventanales —incluyendo nueve suites y dos premier suites—,de pisos de corcho y esteras de sisal. Éstas poseen baños de mármol, áreas de estar, artículos de baño Grown Alchemist y un minibar con productos locales.

Más allá de las habitaciones y los espacios sociales diseñados para que los huéspedes vivan el auténtico encanto de la zona, The Calile Hotel se erige como un lugar colectivo, no sólo para huéspedes, sino para locales, con su sofisticado Lobby Bar —que ofrece una muestra de los mejores vinos de Australia—, el galardonado Hellenika de Simon Gloftis —que defiende la auténtica hospitalidad y la cocina griega—, y un nuevo conjunto de restaurantes y bares adyacentes al hotel, en Ada Lane.

Este hotel en la ciudad tranquila de Brisbane propone un entorno apacible para disfrutar del cálido clima australiano.

Read full issue

Architectural Digest Mexico - Febrero 2020

Ver la revista

Febrero 2020