Adicción a las redes sociales
Las consideramos como una divertida distracción o una manera para interactuar con los demás, pero, ¿qué ocurre cuando se apoderan de tu vida?
(FOTOGRAFÍA: ALLIE HOLLOWAY.)

aceptémoslo: nos gusta hundirnos en el sillón o en la cama y meternos a Facebook, Twitter o Instagram a ver qué ha ocurrido desde la última vez que entramos (hace cinco minutos). Sin embargo, el problema ocurre cuando no tienes un límite o control acerca del tiempo que inviertes navegando entre las redes ni sobre las emociones negativas que ocasiona en tu mente.

Esta adicción se define como el uso compulsivo de plataformas digitales que afecta significativamente las funciones de una persona en varios aspectos de su vida, es decir, cuando las redes se convierten en el centro de tu existencia de un modo tóxico, acaparando tu atención y dominando todo tu tiempo.

Por desgracia, este tipo de adicción está ligada a problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión, sobre todo los centennials y millennials. Después de miles de estudios alrededor del mundo se ha descubierto que usamos las redes como un medio para cubrir nuestra “necesidad de pertenecer” y estar actualizados (y la mayoría la usamos prácticamente como una distracción). Sin embargo, quienes sufren de esta adicción suelen usarlas como un método para lidiar con el estrés psicológico o para aislarse de su vida y llevar su mente a otro lado “más tranquilo”.

(FOTOGRAFÍA: DANIELLE OCHIOGROSSO DALY.)

Pero no todo está perdido: si crees que eres una de las muchas personas que sufren de este problema, existen algunas alternativas que te ayudan a solucionarlo. Por ejemplo, puedes descargar una app para controlar el tiempo que usas tu celular, o solo revisa tus redes como una recompensa luego de haber terminado tu día o tu rutina de ejercicio.

De 10 a 14 horas a la semana pasan los millennials en las redes sociales.

FUENTE: FORTUNE


Read full issue

Cosmopolitan México - MARZO 2020

Ver la revista

MARZO 2020