Entre nieve y miel de maple
Estas son regiones poco exploradas de British Columbia. Al adentrarnos en ellas, entendemos mejor el corazón de la cultura canadiense.
EN INVIERNO LA ALDEA DE SUN PEAKS ES UNA VILLA DE CUENTO.

Canadá deslumbra con paisajes mágicos y vistas que quitan el aliento. En invierno muchas provincias se visten de blanco para recibir a viajeros que aman los deportes invernales y la naturaleza boscosa. Fue así como llegué a Sun Peaks, una pequeña aldea al norte de Vancouver, cerca de la ciudad de Kamloops. En esta villa hay un resort donde puedes esquiar en medio de caminos nevados, o salir de paseo en trineo con perros, snow boarding y motonieve.

En el Bottom’s Bar & Camp Grill, uno de los restaurantes de Sun Peaks, decidí tomar un trago antes de comenzar mis aventuras en British Columbia. Pedí el Bloody Caesar, hecho con vodka, clamato, sales, condimentos y picante. Cuando salí del bar a las seis de la tarde, momento en el cual ya no hay luz natural, emprendí una caminata nocturna por los alrededores del bosque con snow shoes, unas pequeñas raquetas en forma de trineo que ayudan a disfrutar más el recorrido.

Caminar sobre el suelo nevado me dio la sensación de tener debajo de mis pies un pastel gigante de betún muy suave, y estar rodeada de pinos blancuzcos enmarcados en un cielo estrellado. Desde la montaña observé la aldea, como si se tratara de una villa dentro de un cuento de navideño.

Hice una parada en un pequeño campamento, donde ya me esperaba una fogata encendida en medio de la nieve con varitas para asar malvaviscos para s´mores y sidra de manzana caliente con especias para recuperar el calor a la luz de la Luna.

Caminos y sabores tradicionales

Al día siguiente me esperaba otra actividad que jamás hubiera imaginado vivir: recorrer el bosque en un trineo jalado por perros. Al llegar al punto de inicio de este paseo diseñado por Mountain Man Adventures, vi a ocho enormes perros, peludos, únicos y encantadores, que jugaban a brincar y a meter sus cabezas en el suelo nevado como si fueran niños traviesos.

Tras unos ademanes y algunas palabras del entrenador, uno de los animales líderes comenzó a correr suelto, mientras los otros emocionados lo siguieron a toda velocidad. El trineo se deslizó entre las huellas y los caminos a lo largo de 10 kilómetros de profunda nieve.

Por la tarde visité Voyageur Bistro, el restaurante del pueblo con auténtica comida preparada con ingredientes locales. Desde carne de bisonte (criado en granja) hasta platillos con miel de arce. Probé la charcutería artesanal local con salmón ahumado y quesos, el pastel de carne con arce, así como un corte de res acompañado de puré de papa, verduras, pimienta y salsa de frutos rojos. Me sorprendió saber que ahí el menú cambia al menos dos veces al año, igual que los ingredientes, que son frescos y de temporada.

En las paredes del lugar hay muchos objetos, cada uno con su propia historia. Todos con temática de viajes y experiencias que se pueden vivir en la zona, desde antiguas canoas Nutka para pesca hasta una gran colección de objetos típicos e históricos de Canadá.

Pasé ahí toda la tarde charlando con los locales y bebiendo cerveza artesanal clara con notas de maple, típica de la región.

Agua en todas sus expresiones

Por la mañana me despedí de Sun Peaks para dirigirme a Clearwater, una reserva natural protegida, ubicada a poco más de 100 kilómetros al norte del resort. Me hospedé en un pequeño hotel, edificado al costado de una solitaria carretera. Alrededor sólo había una tienda y una gasolinera. Dejé mis maletas y salí a explorar el Parque Provincial Wells Gray, un gran bosque con cascadas, y animales salvajes.

Más de 200 kilómetros de senderos congelados con imágenes de postal. Después de una caminata inicié un recorrido muy peculiar con Clearwatter Lake Tours, en un taxi especial: un vehículo con techo y ventana frontal transparente, descubierto de los lados, hecho especialmente para dar un paseo en temperaturas extremas y poder tener una visión de 360 grados sin perder ningún detalle en plena nevada.

Luego de un largo recorrido llegamos a un campo abierto rodeado de cedros, el guía se detuvo y montó leña para encender una fogata, preparar el almuerzo, recobrar calor y beber chocolate caliente. Uno de los hombres que ayudó a montar las cosas puso en mi mano un trozo de salmón ahumado a temperatura ambiente, otra de las tradiciones de la zona.

Perros gourmet

Ellos tienen un menú especial para soportar las bajas temperaturas y actividades en trineo. Después de cada paseo comen un filete de carne congelado y sopa caliente de pollo.

Más impresionante que las cataratas del Niágara

Después regresamos al vehículo para iniciar un recorrido por cuatro de las cascadas más importantes de la zona, que durante esa temporada se transforman en majestuosas formaciones de hielo. Existen 41 cascadas en el parque Wells Gray. Quien diga que las cataratas del Niágara son lo mejor que hay en Canadá, no conoce Helmcken Falls, la cuarta cascada más alta del país (mide 141 metros).

Es tres veces más alta e impresionante que las del Niágara. Su fuerza es tan potente que, aunque los alrededores están cubiertos de nieve, la caída de agua no se congela. La segunda parada fue en Spahats Creeks Falls, una dramática columna de agua congelada en capas de hielo, en medio de un cañón de lava. Los rayos de sol del atardecer atravesaban los árboles dándole un brillo especial al entorno. Luego realizamos una caminata por las Mushbowl Falls, siete pequeñas cascadas que conforman una catarata sobre un río congelado.

El recorrido terminó en Dawson Falls, que por su anchura son consideradas como unas cataratas del Niágara en una menor escala.

Tras un largo día de actividades, regresé a mi hotel, el Clearwater Lodge. Ahí bebí cervezas con arce y cené hamburguesas en The Gateway Grill, el restaurante del lugar, sencillo y acogedor con una carta de cocina internacional, desde pasta hasta cortes de carne, todos con buenas porciones y guarniciones de toque local que me dejaron un excelente sabor de boca de Canadá.

COME Y BEBE COMO LOCAL

Hay actividades y festivales gastronómicos, de vino y de cerveza local en el verano. También se organizan torneos de golf, exhibiciones de arte y otros eventos internacionales. sunpeaksresort.com

CULINARIA IMPERDIBLE

En British Columbia hay experiencias inolvidables para todos los foodies.

SALMÓN AHUMADO

Es una delicia que se disfruta a temperatura ambiente o frío, como si se tratara de jamón ibérico. Es la entrada ideal de cualquier comida o cena.

CERVEZA ARTESANAL

En bares y restaurantes encontrarás cervezas originales con notas a maple. Hay de diversos estilos desde IPA hasta Stout.

TODO CON MAPLE

Si visitas Canadá debes probar el jarabe de arce en todas sus presentaciones: dulces, galletas, helados y en salsas dentro de los platillos típicos.

SPOTS PARA COMER

THE GATEWAY GRILL

Ambiente amigable, hay una gran selección de cerveza local. 368 Eden Rd, Clearwater

VOYAGER BISTRO

Ideal para un plato de charcutería acompañado de vino de la región. 270 Village Way, Sun Peaks

Read full issue

Gourmet de Mexico - Febrero 2020

Ver la revista

Febrero 2020