CONFINAMIENTO SIN ESTRÉS
Seis consejos para no descuidar la salud mental y mantener la productividad, aun en casa.

La propagación del coronavirus tiene a gran parte de los mexicanos confinados en sus casas, a fin de frenar los contagios. Al sentimiento de encierro, hay que añadir el temor por la situación de salud y la incertidumbre por las consecuencias económicas y sociales que, especialmente en los casos de quienes hacen home office, puede hacer complicada la concentración. Combinados, estos factores llegan a generar estados mentales de depresión, ansiedad y estrés. La forma de percibir el entorno es única en cada persona y estas emociones tienen intensidades diferentes, sobre todo, cuando se rompe su estructura personal. Estos tips pueden ayudarte a calmar la ansiedad y mejorar la concentración.

(ILUSTRACIÓN: ISTOCK)

1 DETECTA TUS EMOCIONES

El primer paso es conocer e identificar los sentimientos que se experimentan. “Si se identifican, se pueden procesar de forma más sencilla porque se entiende de dónde vienen la angustia y el estrés”, dice Midelvia Viveros, directora de la licenciatura en Psicología de la Universidad Intercontinental.

2 CREA ACTIVIDADES

Clave durante una situación de confinamiento es tratar de suplir las actividades que se hacían fuera con otras nuevas y que generen un valor. “De esta forma, abatimos las posibilidades de tener estrés, ansiedad o depresión hasta en un 70% menos y esto implica establecer actividades concretas en las interacciones dentro de la casa”, comenta Raymundo Calderón, director nacional de Psicología de la Universidad del Valle de México.

3 NO TODO ES TRABAJO

Es importante establecer horarios fijos de trabajo, para poder realizar otras actividades.

“Cuando uno está en casa y se enfoca, comienza a trabajar más rápido, sobre todo, al principio porque nadie nos molesta. Pero también se genera el sentimiento de que se acaba el día y no paramos”, señala Freddy Vega, CEO de la plataforma laboral Platzi.

4 ESTABLECE LÍMITES

Igual de importante que respetar tus propios horarios laborales, lo es que la empresa no invada tu tiempo personal. Solicita a tu jefe que no realice peticiones que no sean críticas o urgentes fuera del horario de ‘oficina’.

5 COMIENZA BIEN EL DÍA

No te quedes en pijama. Este aspecto continúa con la idea de mantener una rutina. Arréglate, desayuna y ponte a trabajar. Sigue las rutinas de inicio y término de actividades, afirma la especialista.

6 PEDIR AYUDA

Si el sentimiento de angustia permanece durante varios días consecutivos, lo recomendable es acudir con un especialista que genere un acompañamiento para mejorar las condiciones de vida, señala Calderón.

Read full issue

Expansión - Mayo 2020

Ver la revista

Mayo 2020