EN VERANO: FRUTAS Y VERDURAS UN PLUS DE HIDRATACIÓN

CUANDO HACE CALOR ES BUENO AUMENTAR LOS ALIMENTOS QUE CONTENGAN AGUA EN ELEVADA PROPORCIÓN

(FOTOS: GETTY IMAGES)

Realmente, son imprescindibles en cualquier época del año, pero, durante la temporada estival, lo son especialmente. Las frutas y las verduras son ricas en hidratos de carbono, contienen fibra vegetal y cuentan con cantidades elevadas de vitaminas y pigmentos. Poseen también cualidades dietéticas inmejorables para consumirlas en los días de más calor, pues conjugan un escaso aporte de calorías con una abundante proporción de agua. Por si esto fuera poco, son alimentos variados, abundantes, asequibles y atractivos. Por todo ello, en verano se producen con mayor abundancia y se convierten en el alimento estrella para tomar en cualquier plato y a cualquier hora.

EL AGUA DE LOS ALIMENTOS

En épocas de intenso calor, las necesidades de agua aumentan entre un 20 y un 30 por ciento más, debido a las pérdidas elevadas de la misma a través de la transpiración y sudoración. Si a esta circunstancia le añadimos que en verano se vive más al aire libre, se realiza más ejercicio físico y más actividades deportivas, entenderemos por qué los alimentos con elevado contenido en agua son los más indicados en esta estación tan cálida del año.

El agua tiene más importancia para la salud que cualquier otro tipo de nutriente y sin ella la vida no se podría prolongar más allá de unos días. Este bien natural entra a formar parte de los alimentos sólidos en mayor o menor proporción, siendo los más ricos en esta las frutas y las verduras; en concreto, las de temporada (como el melón, la sandía, la pera, el fresón, el melocotón, la ciruela, la cereza y muchas otras). Entre la inmensa variedad de verduras que contienen agua podemos encontrar un gran aporte en la lechuga, el tomate, el pepino, los espárragos, las judías, el calabacín… y muchas más. Una persona adulta ingiere agua a través de los alimentos líquidos y sólidos, entre 1.200 cc y 1.500 cc por día, dependiendo del tipo de dieta que realice. Las frutas y las verduras contienen un 90 por ciento de agua en su composición y son perfectas para estar hidratados.

BENEFICIOS DE LOS PRODUCTOS FRESCOS EN VERANO

-Refrescan e hidratan de forma natural.

-Su elevado contenido en agua ayuda a mantener un buen estado de hidratación.

-Aportan escasa cantidad de calorías y son eficaces para mantener el peso ideal.

-Contienen abundante cantidad de betacarotenos, retinoles, vitamina A y licopenos, influyendo de forma beneficiosa en la protección y pigmentación de la piel.

-Su contenido en antioxidantes y antirradicales libres mejora el metabolismo celular y el de los tejidos.

-Al ser alimentos ricos en fibra vegetal, mejoran el tránsito intestinal y facilitan las funciones digestivas.

-Producen mayor saciedad debido a su elevado volumen en relación con su aporte calórico.

-Debido a su bajo contenido en sales, con ausencia de sodio en la dieta, ayudan a descender y controlar la tensión arterial.

-Su ingestión diaria previene la arterioesclerosis y la enfermedad coronaria. Todos los especialistas en dietética y nutrición recomiendan las frutas y las verduras como alimentos beneficiosos para la salud. El hábito de tomar entre tres o cuatro piezas de fruta por día y platos de verduras, ya sea a mediodía o en la cena, es garantía de una adecuada alimentación, con suficiente aporte de vitaminas, y de un completo soporte energético para la dieta. Tanto frutas como verduras actúan como alimentos reguladores para la acción de las grasas y los hidratos de carbono, como alimentos energéticos, y, para la acción de las proteínas, como alimentos plásticos o formadores.

Read full issue

HOLA - 29 julio 2020

Ver la revista

29 julio 2020