TERAPIAS VIVIENTES: UNA REVOLUCIÓN
LOS AVANCES ESTÁN REVOLUCIONANDO LA MEDICINA ACTUAL. DE TODAS LAS INNOVACIONES, ES EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER EL QUE ESTÁ ACOGIENDO A UN RITMO MÁS RÁPIDO MUCHAS DE LAS INNOVACIONES.
(FOTO: GETTY.)

En los últimos años estamos asistiendo a la llegada de terapias de última generación para abordar los tumores de la sangre. Las terapias CAR-T o terapias vivientes han aterrizado en el área de la oncohematología y están llamadas a revolucionar todo el escenario. ¿Te imaginas que se pudieran reprogramar tus propias células inmunitarias para atacar las célu las cancerosas en todo el cuerpo? Este es el mecanismo de acción de estas terapias, que permiten tratar con gran éxito varios tipos de tumores de la sangre muy agresivos, donde la supervivencia estimada no llega a los siete meses de vida.

Actualmente, son dos las terapias aprobadas que se emplean en nuestro país: los CAR-T desarrollados por la compañía Novartis y por la farmacéutica Gilead. Ambos, destinados a tratar varios tipos de linfoma no Hodgkin muy agresivos, y están dando resultados realmente esperanzadores.

Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha el Plan Nacional de Terapias Avanzadas, que, además de acelerar la llegada al paciente de estos tratamientos, pretende impulsar las investigaciones públicas en marcha.

EL MINISTERIO DE SANIDAD HA DESIGNADO ONCE HOSPITALES REPARTIDOS EN CINCO COMUNIDADES AUTÓNOMAS

¿DÓNDE SE ADMINISTRAN?

El Ministerio de Sanidad ha designado once hospitales de referencia repartidos en cinco comunidades autónomas: la Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla y León, Andalucía y Madrid. Se trata de centros que han tenido que acreditar su capacidad para tratar a los pacientes y que tienen unidades.

Los enfermos que no tengan un hospital acreditado y disponible en su comunidad serán derivados al más cercano. De momento, estos tratamientos se aplican exclusivamente a tumores de la sangre. Y aunque están realizándose investigaciones para tratar otro tipo de afecciones, el reto se antoja complicado. El problema, explica Jesús García Foncillas, director del Oncohealth Institute de la Fundación Jiménez Díaz, es que mientras que en la sangre la alteración tumoral es muy concreta, en el resto de cánceres, no se puede identificar de manera tan precisa la alteración, lo que impide al tratamiento CAR-T actuar. Sin embargo, tal y como nos avanza el experto, el camino ya se está abriendo.

Con todo, los últimos congresos mundiales especializados en oncología y hematología siguen dando resultados con estas nuevas terapias. Tanto es así, que ya estamos camino de la siguiente generación de terapias vivientes. El escenario que se está abriendo, por tanto, no tiene precedentes.

LA CAPITAL DE LA REVOLUCIÓN

A principios de diciembre, el Hospital Universitario La Paz daba de alta al primer paciente pediátrico tratado en la Comunidad de Madrid con células CAR-T, después de que los análisis confirmaran que la Leucemia Linfoblástica Aguda tipo B (LLA-B) que padecía se encontraba en remisión completa. En este caso, el paciente tenía 11 años y recibió la terapia tras tres tratamientos previos que habían fracasado. Un resultado esperanzador que pinta el horizonte más optimista.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Las terapias CAR-T son una forma de terapia celular innovadora que se encuadra en la denominada medicina personalizada.

Consiste en el trasplante de linfocitos T, que son obtenidos del propio paciente y modificados en el laboratorio mediante técnicas de ingeniería genética para que expresen en su superficie un receptor artificial dirigido contra una molécula señalizadora específica de una célula tumoral.

Read full issue

Marie Claire - España - Febrero 2020

Ver la revista

Febrero 2020