Días de piscina
SOL, UNA SUAVE BRISA Y LA LÁMINA DE AGUA A TUS PIES.EL MOMENTO MÁS ESPERADO REQUIERE UN ATRACTIVO ESCENARIO QUE LO HAGA AÚN MÁS PLACENTERO.

UNA APUESTA POR LO ARTESANAL

La piscina se funde con el mar en la casa gaditana de Laura Gärna. La interiorista eligió un sencillo mobiliario con marcado sello handmade: sillones de madera de Batavia; grandes cojines de Mast'a para el suelo, tejidos a mano en Perú; y una mesita auxiliar comprada en un taller de Tarifa.

INSPIRACIÓN MEDITERRÁNEA

Una acogedora zona de chill out bajo la pérgola de madera, que la decoradora Jessica Bataille ha engalanado con un sofá de Viva la Fusta, mesa de centro de Crisal Decoración y una alfombra de esparto de Let's Pause. La puerta antigua en la pared es una pieza recuperada por el estudio.

PREPARADA PARA RECIBIR

Sobre el bordillo de piedra abujardada se ha dispuesto una hilera de tumbonas de la firma RH, con dos grandes sombrillas de Teklassic. Los almohadones, de lino rústico africano, proceden del estudio de Luisa Olazábal, que firma este proyecto.

AL MODO ROMÁNTICO

El estudio de interiorismo Melián Randolph ha imprimido un delicado aire ancienne a este jardín con piscina a través de detalles como las copas de piedra francesas, de Brumalis. Las butacas son dos Adirondack compradas en Casa Bruno.

TELÓN DE FONDO VEGETAL

La interiorista Belén Domecq ha creado un recoleto rincón junto a la piscina al abrigo de una frondosa vegetación formada por especies tropicales y mediterráneas. Como mobiliario, un conjunto de mimbre de su tienda online, Belén Domecq Store.

Read full issue

Nuevo Estilo - Julio 2020

Ver la revista

Julio 2020