KARIME LÓPEZ: COCINANDO EN GUCCI
Gucci Osteria es, sin duda, el sueño materializado de los amantes de la moda y la comida. ¿La persona al frente del barco? Karime López, quien además es la primera chef mexicana en tener una estrella Michelin.

Todo empezó en París. Karime López quería estudiar arte y la sorpresa fue que descubrió un tipo de arte que se podía comer. Hasta la fecha, todavía recuerda encontrarse con un mundo de vitrinas con hermosos pasteles. Su rumbo cambió de dirección. Hoy, Karime es la chef al frente de Gucci Osteria y la primera mujer mexicana en tener una estrella Michelin.

Gucci Osteria da Massimo Bottura está en Florencia, Italia, y ahora también en Los Ángeles. El amor, la pasión y el trabajo en equipo es lo que hace sentir tan orgullosa a Karime de su trabajo. Son innumerables las influencias que la han inspirado y que desafían la percepción de la cocina italiana. Y es que según la mexicana, la clave de sus creaciones está en adaptar la forma en la que suele trabajar con cada producto y transmitir que, desde un restaurante, se puede viajar por el mundo.

Eres la primera mujer mexicana en tener una estrella Michelin, ¿qué se siente?

Increíble. No me siento más importante que mis colegas por ello, esto sólo es un testimonio del duro trabajo que hace el equipo de Gucci Osteria, así como de la pasión por el arte y la comida de Marco Bizarri (CEO de Gucci), Massimo Bottura y Alessandro Michele. Ellos deseaban con todas sus fuerzas que este proyecto se hiciera realidad, todo esto hace que el proyecto sea lo que es hoy. Lo que hacemos es una labor de amor.

¿Cómo ha evolucionado tu cocina a lo largo de los años?

Me gusta pensar que es un reflejo de mi “viaje”, que empezó en México, de ahí mi tostada de maíz morado en el menú de Gucci Osteria. Amo incorporar sabores frescos y ligeros a mis platillos y me inspiro en todos los viajes que he tenido la fortuna de experimentar, así como en los restaurantes internacionales en los que he trabajado y a los que llamé “hogar” alguna vez.

¿Qué veremos de Karime López en Gucci Osteria?

Yo diría que mi influencia latina. Por ejemplo, la tostada expresa mucho de mi país natal. Usamos maíz italiano para hacer este plato porque muestra mucho color y frescura, justo como en México. Pretendo dar un toque latino a otros platos e incorporo sabores con los que crecí. Definitivamente, quien vaya podrá apreciar esto en el menú. También trato de dar un toque femenino a cada platillo.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en este restaurante?

El hecho de que estemos rodeados de arte y hermosas telas me inspira todos los días. Cada rincón está cuidadosamente diseñado para hacernos sentir en un espacio único gracias a la música, los colores y las texturas de cada habitación. Además, Gucci Osteria en Italia está ubicado en un edificio histórico maravilloso, el Palazzo della Mercanzia, que solía ser un sitio de intercambio de cultura. Eso es lo que queremos dar a nuestros comensales: un intercambio de cultura para crear nuevas memorias. Además, trabajar con una compañía como Gucci es increíble, siempre están comprometidos con la igualdad en todos los sentidos.

¿Qué es lo que más te hace sentir orgullosa de trabajar en Gucci Osteria?

Una de mis más grandes satisfacciones es ver a mi equipo feliz. Quienes nos dedicamos a esto somos apasionados por nuestro trabajo, porque esta labor te absorbe totalmente. Como jefe de cocina, tienes que esforzarte para asegurar que tu equipo esté feliz y exista comunicación para crear un ambiente dinámico y saludable. Mi mayor satisfacción es ver al equipo entero resistir la presión con pasión.

¿Cuáles son los platillos imperdibles del restaurante?

La tostada (refleja mi herencia mexicana), el Taka Bun (un tributo a mi esposo y a la comida que disfrutamos en casa), el tortellini (un plato que ofrece el auténtico sabor de la infancia de un italiano) y el Charley Marley (un tributo al hijo de Massimo, quien es un gran fanático del chocolate). Todos han evolucionado de forma distinta pero siempre se mantendrán. Son parte de la historia que escribimos a diario en el restaurante.

En tu opinión, ¿qué es lo que convierte a una persona en un gran chef?

La pasión. Si haces este trabajo, tienes que amar lo que haces. Segundo, se necesita trabajar en equipo, porque trabajar en una cocina significa hacer sinergia y entender las necesidades de todos. Por otro lado, necesitas ser persistente, siempre fallaremos en algo, pero debemos continuar para lograr lo que queremos. Y finalmente, debes ser capaz de comunicarte de manera efectiva y concisa con tu equipo, proveedores y jefes.

(FOTOS CORTESÍA VANESSA VETTORELLO / GUCCI OSTERIA)

Read full issue

Quién - Junio 2020

Ver la revista

Junio 2020