¿ Fraudes financieros en línea?
No seas víctima de las estafas virtuales, te decimos cuáles son las más comunes y cómo detectarlas.
(FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES.)

La Asociación Mexicana de Ventas Online reportó en su estudio Métodos de Pago y Fraudes 2019 que al menos 34% de los compradores digitales en nuestro país ha sido víctima de una estafa electrónica o un cargo no reconocido. No obstante, de acuerdo con el Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI, defenderte de crímenes virtuales es una cuestión de observación. “La mayoría de los afectados caen ante trampas que en principio deberían ser fáciles de detectar”. ¿Sabes cuáles son las más comunes?

Phishing o pesca de datos confidenciales

Ello significa que podría llegarte un mail de alguna empresa o institución a la que pertenezcas para solicitarte que actualices tus contraseñas o método de pago, ¿la excusa? Un supuesto intento de fraude, el problema es que te direccionan a otra página para que ingreses tu información confidencial y así robarla.

Esta técnica se aprovecha de tu estrés, ya que, al concentrarte en proteger tus cuentas, es fácil que olvides revisar el correo o el dominio de la alerta. Así como PayPal no tendría una cuenta incongruente como paypal@gmail.com, un ejecutivo de un banco jamás te escribiría desde un correo personal. Otras veces, los mensajes tienen faltas de ortografía intencionales en el nombre de la empresa, ello con el propósito de que la institución no los detecte.

El phishing también puede hacerse vía mensaje de texto y existir en sitios de compra-venta con programas especializados en robo, por este motivo nunca ingreses tus datos, en especial los de tu tarjeta, desconfía de todos los mensajes que te soliciten información privada, aunque parezcan auténticos, sobre todo de empresas de envío (DHL o UPS), tu banco y hasta tu cuenta de Uber, Facebook, Netflix o Spotify.

Ofrecer préstamos a bajo interés y sin avales es otra estafa común. ¿El truco? Debes depositar por adelantado alguna suma que cubra los trámites para liberar el crédito. El mismo sistema aplica para supuestos premios y alivios de deudas. No cedas ni entregues dinero como anticipo de algún bien.

Falta de pago o de entrega

Abre los ojos a estafas en portales de subastas y comercio electrónico, como eBay o Mercado Libre.

¿Cómo protegerte al comprar? Verifica con antelación quién es el vendedor, si tiene críticas positivas, buen historial, una imagen de perfil y un método de contacto seguro. La premisa más fiable es: “Si parece demasiado bueno para ser verdad, quizá no lo sea”, así que analiza si las fotos del objeto en cuestión fueron tomadas personalmente y no corresponden a las de un catálogo.

¿Cómo protegerte al vender? La técnica preferida de los maleantes es finalizar la compra fuera del sitio, ya que así el portal no podrá defenderte, por ejemplo, pueden ofrecerte hacer el depósito directamente a tu cuenta (banco o sistema de transferencias en línea) y poco después te llegará un supuesto correo de esa institución solicitando que mandes el objeto en venta para liberar tu pago. Nada más falso. Por lo que nunca aceptes enviar tus artículos si no has recibido el dinero.

Las tres reglas de oro

Para prevenir cualquier fraude, memoriza lo siguiente:

1 No hagas clic en enlaces de dudosa procedencia ni permitas que se descarguen archivos en tu computadora, éstos pueden ser virus Malware, diseñados para obtener acceso a tu correo electrónico y datos personales.

2 Verifica que el sitio en el que lleves a cabo alguna compra disponga del sello de seguridad electrónica SSL (Secure Sockets Layer), como VeriSign o Trust-e. ¿Por qué? Encriptan la información de tu tarjeta para que nadie, ni siquiera el portal de ventas, tenga acceso a ella una vez completada la adquisición. ¿Cómo saber si un sitio lo tiene? Verás un candado cerrado del lado izquierdo a su dirección URL y tendrá una “s” luego del “http”: “https://”.

3 No pases por alto las letras chiquitas. Todo sitio debe tener clara su manera de operar. “Aviso legal”, “Términos y condiciones”, “Políticas de devolución o cambio” y “Política de privacidad” pueden ser las partes menos divertidas del shopping, pero las más útiles en caso de presentar problemas. Asegúrate de que las tengan.

Read full issue

Vanidades México - MARZO 2020 - 6006

Ver la revista

MARZO 2020 - 6006