Muy Interesante México El origen de la humanidad

En ella se incluyen artículos de ciencia, tecnología, astronomía, física, historia, informática, biología, curiosidades. Cuenta con información actual de fuentes confiables que proporcionan al lector datos veraces sobre el acontecer del mundo en que vivimos.

País:
Mexico
Idioma:
Spanish
Editor:
Editorial Televisa SA de CV
Periodicidad:
Monthly
USD 2.59
USD 21.99
12 Números

en este número

1 min.
¡vaya viaje!

¿Cómo llegamos a donde estamos? ¿Qué es todo lo que nos hace humanos? ¿Somos un producto terminado o la evolución sigilosamente sigue haciendo de las suyas? Bienvenido a este recorrido por la historia del género Homo, donde podrás conocer a todos los ancestros que dejamos en el camino y visitar esos puntos clave que nos hicieron prosperar y, literalmente, cambiar la faz de la Tierra. Un largo paso desde las primeras primitivas herramientas de piedra hasta los microprocesadores que hoy nos permiten soñar con llegar a otros planetas y vidas más largas, quizá sin las ataduras de la descomposición biológica. Ya veremos.…

f0002-01
15 min.
historia del linaje humano

La pregunta “¿de dónde venimos?” es una constante del pensamiento humano. Todas las civilizaciones han ofrecido su particular respuesta mediante los llamados mitos de la creación, pero en el siglo XIX se instauró una visión científica de la naturaleza que situó el problema de nuestro origen en el marco de la evolución biológica. Hoy sabemos que los simios africanos –gorilas y chimpancés– son los animales vivos evolutivamente más cercanos a nosotros y que los segundos están aún más cerca que los primeros. Los chimpancés (género Pan) y los humanos (Homo) estamos estrechamente relacionados, lo cual tiene importantes consecuencias. En la actualidad usamos el término homininos para referirnos a los antepasados más directos del humano, mientras que el más clásico de homínidos abarca a todos los grandes simios, incluidos nosotros. Gracias al…

f0006-01
1 min.
los fortachones parantropos

La especie Paranthropus aethiopicus vivió al este de África hace entre 2.6 y 2.2 millones de años, durante el periodo Gelasiense (Pleistoceno inferior). Se distinguía por sus poderosos músculos masticadores, sujetos al cráneo gracias a la presencia de una prominente cresta sagital parecida a la de los gorilas. Llevaba una dieta estrictamente vegetariana. Debió de vivir en un ecosistema más seco que el de los Australopithecus, aunque no totalmente de sabana. Paranthropus aethiopicus conserva un prognatismo (la mandíbula desplazada hacia delante) primitivo que disminuirá progresivamente en sus descendientes. En estos, a la vez, aumentará la masividad de la cara y la dentición. Ejemplos de máxima robustez son los P. robustus del sur de África y los P. boisei del este del continente. Quedan por resolver aspectos de las relaciones de parentesco…

16 min.
grabado en los genes

A finales del siglo XX, el campo de la evolución humana, que hasta entonces se basaba de forma mayoritaria en el estudio de los fósiles y de las herramientas de piedra, estaba sumido en controversias que parecían sin solución. Algunos paleontólogos, llamados multirregionalistas, defendían que las poblaciones humanas de cada continente descendían de antepasados arcaicos locales –en el caso de los europeos, de los neandertales–, mientras que otros postulaban un origen reciente de la humanidad, a partir de un grupo que había salido de África hacía menos de 100,000 años. El campo de la evolución humana siempre ha sido polémico, en parte porque es difícil abstraerse del propio objeto de estudio –al cual se pertenece, al fin y al cabo–, y en parte porque interpretar relaciones de ancestralidad a partir de…

f0016-01
12 min.
la creación de un órgano genial

La antropología puede definirse como la disciplina que estudia la historia natural del género humano. Esto causa una especie de conflicto de intereses por ser las personas al mismo tiempo los objetos y sujetos de la investigación. Algo parecido sucede con la neurociencia, porque en este caso es el cerebro el que se estudia a sí mismo. La integración entre antropología y neurociencia se desarrolla entonces –como era de esperar– en un contexto repleto de expectativas, esperanzas y prejuicios, donde los vínculos sociales y culturales pueden llegar a sesgar nuestro conocimiento de forma importante. Además, a la hora de investigar la evolución de nuestro potente cerebro debemos lidiar con un órgano de enorme complejidad, y esto implica limitaciones debidas a las técnicas y los métodos empleados. Por ejemplo, nuestra ciencia funciona…

f0024-01
1 min.
no hay duda: encabezamos la evolución

Si comparamos nuestros cráneos y cerebros con los de especies humanas arcaicas, como el Homo erectus y el Homo heidelbergensis, encontramos unas cuantas diferencias notables. LOS MOLDES ENDOCRANEALES PERMITEN confrontar el cerebro humano moderno con el de algunos congéneres antiguos, como el Homo erectus. Se ha observado que el nuestro es más complejo y mayor tanto en términos absolutos como en relación al tamaño corporal, y que posee más conexiones entre los lóbulos frontal, parietal y temporal. LA CABEZA de los Homo sapiens se distingue de la de los homininos arcaicos, como el Homo heidelbergensis, por tener una cara más reducida y una bóveda craneal más abultada, sobre todo a causa del desarrollo de las regiones parietales. Este cambio ha acercado los ojos al cerebro y ha generado unos cuantos conflictos espaciales…

f0028-01